¿HACIA DÓNDE CAMINA EL TRABAJO SOCIAL EN EL ÁMBITO EDUCATIVO?

Es una pena ver el papel que el Trabajo Social ocupa en la actualidad en el campo educativo, y que conste que esto no es una queja, sólo es una observación, porque entiendo que no es tiempo de lamentaciones…¿para qué?.

Hay que ser resilientes, ¿no?, o al menos eso es lo que nos han enseñado, o lo que aconsejamos a nuestros usuarios y usuarias en el ejercicio de nuestra profesión…. Pero aquí me niego, me niego a ser conformista, me niego a que nos consideren invisibles, me niego a que se obvie nuestra labor y a que no tenga el reconocimiento que merece…,¿cómo hemos podido llegar a este punto?.

La propia FITS afirma que el medio escolar es el primero en el que se pueden detectar problemas familiares  y sociales, considerando la institución escolar como uno de los pilares de prevención.

En este sentido, desde 1973, año en el que aparece la figura del Trabajo Social en la educación, hasta hoy, han pasado 44 años, y lejos de evolucionar, nuestra figura, ha involucionado….y ojo, digo nuestra figura, no nuestra labor, esa, paradójicamente es más necesaria si cabe.

Evidentemente, las continuas reformas educativas no nos han favorecido nada, en unas Comunidades aún menos que en otras, la LODE, la LOGSE, la LOE, la LOMCE, la LOPEOR…, ¿dónde nos van a terminar colocando?

De componentes fundamentales de los equipos multidisciplinares del INEE, pasamos a ser miembros de los Equipos de Orientación Psicoeducativa y Pedagógica en 1992, y en 1993,  y a puro dolor, zas!!, nos convertimos en Profesores Técnicos de Servicios a la Comunidad!!!… y eso con suerte en aquellas comunidades en las que los EOEP han mantenido nuestra figura, porque en otras, como es el caso de Andalucía ( y nombro a Andalucía no porque sea la única, sino porque me afecta personalmente)… los Equipos de Orientación Educativa estarán constituidos por psicólogos, pedagogos, médicos y maestros, y, cuando las especiales características y necesidades del alumnado de la zona educativa así lo aconsejen, por trabajadores sociales.

Sí, habéis leído bien…cuando las especiales características y necesidades del alumnado de la zona educativa así lo aconsejen….¿qué características?, ¿qué necesidades?…en el contexto educativo el niño está integrado en tres subsistemas: la escuela, el grupo y la familia, estableciéndose una serie de relaciones que determinan el desarrollo personal de cada menor, tanto en la escuela como en la familia, y esa es la principal necesidad: que todo el alumnado, independientemente de su pertenencia a un entorno sociofamiliar u otro, tenga las mismas oportunidades que los demás y se desarrolle en un ambiente lo más motivador posible, de cara a un mayor rendimiento escolar.

Qué paradójico, ¿no?…los conflictos provocados por la interculturalidad, el acoso escolar creciente, el mobbing a los profesores, los embarazos no deseados a edades tempranas, los problemas de adicción, el mal uso de las redes sociales, la desmotivación, la falta de disciplina, el absentismo escolar, el bajo rendimiento en las aulas… son situaciones en aumento, situaciones en las que se evidencia la necesaria intervención del Trabajo Social.

Obviamente no podemos motivar un cambio en la legislación, sería impensable, pero sí podemos usar la principal herramienta de la que disponemos: nuestra disciplina, esa que nos hace ser agentes de cambio.

podemos plantear proyectos en las Aulas a través de entidades externas como las AMPAS, proyectos de inclusión, de refuerzo educativo, de mediación, de interculturalidad; proyectos que devuelvan a los alumnos la motivación que hace mucho perdieron.

Si estás interesado en conocer más sobre la figura del Trabajo Social en el Campo Educativo te esperamos en el CPTS de Cádiz en esta acción formativa: EL TRABAJO SOCIAL EN EL SISTEMA EDUCATIVO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *